El valor de las ideas

Uno de mis roles dentro de Mercado Libre es invertir en emprendimientos de tecnología. Gracias a esto, hablo con varios emprendedores por semana y aprendo algo nuevo de cada conversación.

Dicho esto, me sigo sorprendiendo cuando un emprendedor pide firmar un NDA (acuerdo de confidencialidad) antes de presentar el proyecto, haciendo énfasis en que la idea que tiene es muy valiosa y que tiene miedo de que alguien la escuche y la copie.

Los argumentos detrás de este emprendedor asustado suelen ser los siguientes:

  1. Tengo una idea única
  2. Tener la idea me da una ventaja competitiva enorme para poder ganar un mercado. Si alguien se entera de mi idea, podrían lanzarlo antes al mercado y sacarme ventaja

Tengo una idea única. La posibilidad de que esta premisa sea real es cuasi nula; probablemente haya mucha gente que ya haya pensado en tu idea o mismo la esté poniendo en práctica en algún lugar del mundo. Si realmente estás frente a una excepción y tenés algo único, entonces estás frente a una posible patente; no a un negocio.

Tener la idea me da una ventaja competitiva enorme para poder ganar un mercado. Esto lamentablemente también es falso. Google no fue la primera plataforma de búsquedas, Amazon no fue el primer e-commerce, Spotify no fue la primera plataforma para escuchar música, Apple no hizo el primer teléfono celular, etc.  

Mi respuesta ante los emprendedores “protectores de ideas” es siempre la misma: las ideas no tienen valor; lo que vale es la ejecución. Si tu idea es suficientemente única, entonces deberías de poder obtener una patente. Si no tenés patente, no pierdas tiempo en tratar de proteger una idea con un NDA; salí a la cancha lo más rápido posible para validarla

  • Construí un producto lo más simple que puedas (al nivel de que te dé vergüenza) y ponelo enfrente de posibles usuarios para que te den feedback
  • Hablá con la mayor cantidad de fondos de inversión que puedas
  • Hablá con emprendedores

¿Tenés una idea que te emociona y te hace pensar mucho en ella? ¿Por qué no buscar una forma simple de arrancar con la implementación de la misma y sacarte las dudas?

¡Éxitos y conquistas!   

PD: gracias nuevamente por leer y compartir; ya somos 100 suscriptores de mi-bit.com 🙂