Somos una Familia; not

Me fascinó la serie Fórmula 1 de Netflix. Los diálogos, las relaciones y el backstage hacen que las carreras sean 100 veces más interesantes. 

Hay un concepto que se repite MUCHO entre conductores, managers y dueños de franquicias: somos una familia. Alguien podría decir “qué ganas de trabajar en Ferrari; son una familia”. Para otro, el adjetivo podría parecer irrelevante. Yo creo que es un llamado de atención.

Ponerse la camiseta no es ser Familia. Ser parte de un equipo tiene muchos puntos en común con ser una familia, pero para ser familia se nace; un equipo se hace. El equipo se elige y, con excepción a las parejas, la familia no se elige. Este lazo familiar trae complejidades en los procesos corporativos como performance reviews, despidos, contratación/diversidad, rotación de equipos, etc. Estos procesos deben ser imparciales y meritocráticos, considerando la performance y el fit cultural.

El CEO de Shopify lo deja bien claro en un email a los empleados:

Shopify, like any other for-profit company, is not a family. The very idea is preposterous. You are born into a family. You never choose it, and they can’t un-family you. It should be massively obvious that Shopify is not a family but I see people, even leaders, casually use terms like “Shopifam”, which will cause the members of our teams (especially junior ones that have never worked anywhere else) to get the wrong impression. The dangers of ‘family thinking’ are that it becomes incredibly hard to let poor performers go. Shopify is a team, not a family.

No ser familia no implica no compartir un mismo propósito y dejar todo por un objetivo común. No ser familia no implica no pasarla bien o no tener grandes vínculos laborales. Ser parte de un equipo es un sentimiento extraordinario. El problema surge cuando “ser familia” no nos permite tomar decisiones que tomaríamos (empleado o empleador) sin ese sentimiento. “¿Cómo me voy a ir de mi trabajo? Somos una familia” 

Hay que ponerse la camiseta, pero no hay que confundir Equipo con Familia.

¡Éxitos y Conquistas!

PD: gracias Susanita por la charla que inspiró este post

Suscribite a este blog acá