Buscando un cambio

Cambiar de trabajo en general es difícil; cambiar de industria es MUY difícil. 

Hacer un MBA o una carrera nueva es probablemente el mejor recurso para cambiar de industria, pero tiene sus costos monetarios y costos de oportunidad (dejar de trabajar en algunos casos). Ante la falta de un MBA, hay otros recursos que a mí me ayudaron a lograr el cambio:

  • Probar y fallar muchas veces: de JPMorgan me fui con 14 entrevistas fallidas bajo el brazo y carpetas con materiales preparados para cada una de ellas. A medida que pasaban las entrevistas, mi preparación era cada vez mejor
  • Ser caradura e insistir: las recomendaciones e introducciones son clave, pero ante la falta de ellas, es buen ejercicio intentar conectar de igual manera. Llegué a hacer cosas como mandarle una presentación al CEO de JPM Latam para convencerlo de invertir en Fintechs en Latam; nunca me contestó – y eso que le mandé varios “friendly reminders”
  • Ayudar: mi madre siempre me dijo que en la vida “todo vuelve”; lo bueno y lo malo. Con el pasar de los años me sigue sorprendiendo el poder de este boomerang. Dado mi afán por el mundo emprendedor, me fui conectando con emprendedores y fondos, y traté de buscar formas de ayudarlos. Logré por ejemplo que JPMorgan sea la principal fuente de ventas de CookUnity en sus inicios. Además, hice de mentor en The Resolution Project para aprender de Venture Capital a través del apoyo a emprendedores en los inicios de sus proyectos
  • Estudiar: conectando con el post Lincoln y el poder del autodidacta, leí todo tipo de libro y blog que pude, miré videos y escuché podcasts. Es clave escuchar y aprender de referentes
  • Emprender: en 2013, con un equipazo que trabaja en sus tiempos libres sin remuneración, arrancamos QuieroAyudar para conectar a gente que quiere ayudar con quién lo necesita. En 2017, con un grupo de amigos, levantamos capital para lanzar Zonia Music y con inversión de mi primo hice un piloto de una app de eventos. Emprendiendo fue donde más aprendí. Todos los libros y blogs se hacen presentes en aciertos y errores a medida que uno avanza

El cambio depende de uno. Cada persona forma su camino, con sus tiempos, elecciones, atajos y complicaciones. Lo importante es disfrutar del camino, ya que a veces puede ser largo y complicado. Estas iniciativas me ayudaron a hacerme amigos, conectarme con gente, crear, equivocarme y aprender.

¿Cuál es tu norte? ¿Cuál es tu hoja de ruta?

¡Éxitos y conquistas!

Podés suscribirte a este blog acá

9 comentarios sobre “Buscando un cambio

  1. El cuento Enoch Soames del escritor y caricaturista inglés Max Beerbohm, incluido dentro de la Antología de literatura fantástica de Bioy Casares, Borges y Ocampo, tiene una de las más maravillosas reflexiones acerca del fracaso: “El fracaso, cuando es un fracaso total, llano y sin barniz, siempre tiene alguna dignidad.” Después, para los fanas de Batman, hay una escena en la que Alfred le dice al niño Bruce Wayne: “Nos caemos para volver a levantarnos”. Sin derrotas, no hay éxitos. Me gusta que ambas palabras sean en plural porque conlleva a la acción de siempre intentar.

    Me gusta

  2. Muy bueno Jo, aplaudo tu perseverancia y actitud. Lamentablemente nuestra cultura en Latam castiga el fracaso, pero como bien vos mencionas hay que fracasar e intentar de nuevo. Todo pasa por la actitud y ganas de cambiar.
    Agrego también que un MBA, si bien ayuda mucho, tampoco te asegura el éxito en ese cambio de industria. Varios compañeros terminaron volviendo a su industria original (incluyéndome) pero generalmente en distinta región y mejor puesto.

    Me gusta

  3. Hola Josi: Buscar trabajo es toda una odisea. Una prueba. – Cuantos nervios, cuanta tensión y miedo de fracasar, de ser descartado por no apto, de no servir e inevitablemente pensar en como llenar la olla, pagar el alquiler y cumplir con los compromisos. – Es tratar de vender la imagen (propia) que además encuadre con lo que pueda interesar al posible empleador.

    Recuerdo libros de auto ayuda tales como “How to win friends and influence people” y otros. Consejo de llevar zapatos lustrados, no necesariamente nuevos, pero de apariencia limpia y prolija, igual que el resto de la indumentaria, las manos etc

    Preparar el CV. Como hacerlo bien.

    Saber lo más posible sobre la empresa y tener alguna(s) pregunta(s) que demuestre interés (aunque uno conozca la respuesta) y apunte a favor de que la balanza se incline hacia uno.

    Josi, me traes muchos recuerdos, algunos no tan gratos… Beso a Chu

    ________________________________

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s