Sirena

Sirena fue la primera inversión de Venture Capital que hice en MercadoLibre y ahora también es el primer exit. La semana pasada, Zenvia adquirió Sirena, lo cual es un gran hito para founders, empleados e inversores. 

Dos cualidades de los founders a destacar:

  • Tenacidad: conozco pocos founders tan insistentes como los de Sirena. Cuando se ponen algo en la cabeza, intentan lograrlo de todas las maneras posibles. Esa tenacidad logró que sean la empresa de nuestro portafolio que más aprovechó la plataforma de MercadoLibre y que nos enseñó a ser mejores inversores. Agustina hizo un excelente trabajo apoyándolos en introducciones con empresas y fondos, análisis de decisiones estratégicas, customer service de MercadoPago, organización de eventos comerciales en conjunto, etc.
  • Capacidad de adaptación: 
    • El equipo de Sirena arrancó siendo Rodati, una empresa enfocada en la compra de autos 0km. Luego se transformó en un CRM para eficientizar las ventas de concesionarias. Cuando Whastapp Business se convirtió en un boom de comunicación, el equipo se enfocó en ese canal y se expandió a todo tipo de industria
    • Migue, el CEO, acomodó su vida para hacer crecer el negocio. Primero se mudó a México para expandir las operaciones, y luego a San Francisco para atraer inversores y partners estratégicos
    • Mostraron una mejora constante en cuanto a desarrollo de producto, cultura de trabajo, presentaciones, adquisición de clientes, etc.

Son pocos los emprendedores que logran vender la empresa o hacer un IPO; Migue, Lauta, Eze, Juli y equipo entraron a ese club selecto. 

¡Felicitaciones equipo Sirena! Voy a extrañar las reuniones de board y los comienzos de las mismas con la ronda de noticias positivas.

¡Éxitos y Conquistas!

El manual vs. la hoja en blanco

Hay alumnos que estudian leyendo ejercicios hechos por otro y repiten la solución hasta entenderla; hay alumnos que se sientan un rato largo frente al problema y buscan distintas maneras de encararlo hasta resolverlo.

Hay gente que para cocinar necesita una receta que incluya medidas, tiempo y temperatura exacta de cocción, y por otro lado, hay gente que prefiere ver qué tiene en la cocina e inventar un plato nuevo.

Existen distintas maneras de crear o de resolver problemas. Hay gente que para avanzar necesita de un manual y hay gente que sólo necesita de una hoja en blanco. 

¿Qué tipo de perfil sos? ¿Qué tipo de perfil estás buscando? ¿En tu empresa dan manuales o dan hojas en blanco? ¿Y en tu equipo?

Si uno impone manuales, es difícil esperar retener talento creativo e innovar. En cambio, si uno impone procesos, es probable que logre efectividad, reduciendo tiempo y costos.

¿Qué queremos resolver o crear? Hay perfiles distintos para cada necesidad. Lo importante es no esperar peras del olmo.

¡Éxitos y Conquistas!

Podés suscribirte a este blog acá

Alianza HBO – MercadoLibre

Esta semana anunciamos una alianza con HBO para distribuir HBO GO en Brasil, México y Argentina. 

Esta alianza permite que los usuarios de MELI puedan suscribirse a HBO GO a través de las plataformas de MercadoLibre y MercadoPago con precios especiales (dependiendo del nivel de lealtad que tenga el usuario en MELI). 

Es un hito muy importante para ambas empresas. Para MELI es el primer paso en brindar contenido a sus usuarios. Para HBO es una forma innovadora de llegar a millones de usuarios acostumbrados a comprar de manera online (y muchos de ellos no-bancarizados).

Estoy muy orgulloso del trabajo hecho en conjunto con HBO. A pesar de haber ejecutado virtualmente durante la pandemia, generamos una química excelente entre ambos equipos y logramos sacar adelante una alianza muy innovadora que esperamos que sea el principio de algo muy grande a largo plazo.

¡Éxitos y Conquistas!

Podés suscribirte a este blog acá

Pasantías

La semana pasada comenzó a trabajar en nuestro equipo un empleado de MELI que está haciendo una rotación por 3 meses. El programa tiene como objetivo que empleados jóvenes de alto rendimiento conozcan otras áreas de la empresa y puedan desarrollar su carrera profesional. 

Este programa me entusiasma mucho ya que me hizo acordar a los veranos en JPMorgan con las camadas de pasantes. En EEUU las pasantías son una herramienta clave del mercado laboral. En Argentina son poco relevantes y no tengo claro si se debe a un problema en la ley laboral, la falta de coordinación entre empresas y universidades, o una combinación de ambas.

Luego de haber trabajado con varios pasantes en JPMorgan, soy un convencido de que toda empresa y universidad tiene que tener un programa de pasantías robusto ya que los resultados son excelentes tanto para estudiantes, como para equipos de trabajo.

Beneficios para el estudiante:

  • Conseguir trabajo: si la performance en la pasantía es buena, el pasante puede recibir una oferta de trabajo permanente y hacer su último año de estudios sabiendo que ya tiene trabajo para cuando termine 
  • Mejorar CV: tener una pasantía en el CV te distingue del resto; no sólo resalta tener algo de experiencia laboral sino que también es un signo de esfuerzo y de curiosidad. Siempre priorizo CVs de estudiantes que tengan algún tipo de experiencia emprendedora y/o hayan realizado pasantías interesantes 
  • Elegir mejor la carrera laboral: luego de esta experiencia, el alumno puede elegir mejor su camino dado que trabajando puede formar un buen panorama de lo que implica trabajar en cierta industria y en una determinada empresa

Beneficios para la empresa:

  • Contratar con certeza: no hay mejor manera de conocer a la gente que verla en acción. El CV y las entrevistas son la punta del iceberg – sólo se descubre qué hay realmente debajo del agua al ver a la persona trabajando
  • Atraer talento: con las pasantías las empresas pueden seleccionar el talento antes de que salgan al mercado laboral, anticipándose a otras empresas que estén buscando perfiles similares
  • Intangibles: beneficios clave no tan obvios como generar un “cambio de aire” en el equipo al incorporar gente joven, asignar mentores de pasantes para que los mismos desarrollen skills de management, aprovechar el recurso extra para empujar proyectos nuevos, etc.

Creo que hay mucho para copiar del modelo de EEUU y hay una gran oportunidad para que universidades y empresas trabajen en conjunto concientizando estudiantes y managers de los beneficios de las pasantías. 

¡Éxitos y conquistas!

PD: al no haber escrito la semana pasada, este post viene acompañado. Armé una sección en mi-bit con recomendaciones de libros y blogs; espero que sirva para generar otro espacio para compartir ideas

Buscando un cambio

Cambiar de trabajo en general es difícil; cambiar de industria es MUY difícil. 

Hacer un MBA o una carrera nueva es probablemente el mejor recurso para cambiar de industria, pero tiene sus costos monetarios y costos de oportunidad (dejar de trabajar en algunos casos). Ante la falta de un MBA, hay otros recursos que a mí me ayudaron a lograr el cambio:

  • Probar y fallar muchas veces: de JPMorgan me fui con 14 entrevistas fallidas bajo el brazo y carpetas con materiales preparados para cada una de ellas. A medida que pasaban las entrevistas, mi preparación era cada vez mejor
  • Ser caradura e insistir: las recomendaciones e introducciones son clave, pero ante la falta de ellas, es buen ejercicio intentar conectar de igual manera. Llegué a hacer cosas como mandarle una presentación al CEO de JPM Latam para convencerlo de invertir en Fintechs en Latam; nunca me contestó – y eso que le mandé varios “friendly reminders”
  • Ayudar: mi madre siempre me dijo que en la vida “todo vuelve”; lo bueno y lo malo. Con el pasar de los años me sigue sorprendiendo el poder de este boomerang. Dado mi afán por el mundo emprendedor, me fui conectando con emprendedores y fondos, y traté de buscar formas de ayudarlos. Logré por ejemplo que JPMorgan sea la principal fuente de ventas de CookUnity en sus inicios. Además, hice de mentor en The Resolution Project para aprender de Venture Capital a través del apoyo a emprendedores en los inicios de sus proyectos
  • Estudiar: conectando con el post Lincoln y el poder del autodidacta, leí todo tipo de libro y blog que pude, miré videos y escuché podcasts. Es clave escuchar y aprender de referentes
  • Emprender: en 2013, con un equipazo que trabaja en sus tiempos libres sin remuneración, arrancamos QuieroAyudar para conectar a gente que quiere ayudar con quién lo necesita. En 2017, con un grupo de amigos, levantamos capital para lanzar Zonia Music y con inversión de mi primo hice un piloto de una app de eventos. Emprendiendo fue donde más aprendí. Todos los libros y blogs se hacen presentes en aciertos y errores a medida que uno avanza

El cambio depende de uno. Cada persona forma su camino, con sus tiempos, elecciones, atajos y complicaciones. Lo importante es disfrutar del camino, ya que a veces puede ser largo y complicado. Estas iniciativas me ayudaron a hacerme amigos, conectarme con gente, crear, equivocarme y aprender.

¿Cuál es tu norte? ¿Cuál es tu hoja de ruta?

¡Éxitos y conquistas!

Podés suscribirte a este blog acá

Cerebro de Lagartija

Seth Godin es uno de mis escritores preferidos. Su blog es una fuente de inspiración y sus libros son extraordinarios para todo aquel que quiera emprender, difundir ideas y generar impacto. 

De los libros de Seth que leí, Linchpin es el que más me gustó y el que más recuerdo en mi día a día cuando me ataca el “cerebro de lagartija”. El cerebro de lagartija es la resistencia y el miedo a hacer; es la voz interna que te dice: “el lunes arranco”, “un cafecito y empiezo”, “mejor la semana que viene”, “con este clima es imposible” y todo tipo de excusa para no sentarse y hacer.

Según el libro, un Linchpin es aquella persona que encuentra la manera de ejecutar algo cuando no hay un proceso o una guía. Linchpin tiene la capacidad de hacerse cargo del problema y de enfrentarlo, y no se deja ganar por el cerebro de lagartija. Los Linchpin son personas que sorprenden y desafían a sus jefes, pares, proveedores y clientes; aman su trabajo, ponen lo mejor de sí y se presentan al partido todos los días consistentemente. Ser Linchpin es una decisión propia ¿por qué no decidir serlo?

1 año de excusas demoraron este blog. ¿Tenés un proyecto entre manos que venís postergando porque siempre hay una excusa para no hacerlo? Ponete una fecha ya y forzate a arrancar. 

¡Éxitos y conquistas!

El valor de las ideas

Uno de mis roles dentro de Mercado Libre es invertir en emprendimientos de tecnología. Gracias a esto, hablo con varios emprendedores por semana y aprendo algo nuevo de cada conversación.

Dicho esto, me sigo sorprendiendo cuando un emprendedor pide firmar un NDA (acuerdo de confidencialidad) antes de presentar el proyecto, haciendo énfasis en que la idea que tiene es muy valiosa y que tiene miedo de que alguien la escuche y la copie.

Los argumentos detrás de este emprendedor asustado suelen ser los siguientes:

  1. Tengo una idea única
  2. Tener la idea me da una ventaja competitiva enorme para poder ganar un mercado. Si alguien se entera de mi idea, podrían lanzarlo antes al mercado y sacarme ventaja

Tengo una idea única. La posibilidad de que esta premisa sea real es cuasi nula; probablemente haya mucha gente que ya haya pensado en tu idea o mismo la esté poniendo en práctica en algún lugar del mundo. Si realmente estás frente a una excepción y tenés algo único, entonces estás frente a una posible patente; no a un negocio.

Tener la idea me da una ventaja competitiva enorme para poder ganar un mercado. Esto lamentablemente también es falso. Google no fue la primera plataforma de búsquedas, Amazon no fue el primer e-commerce, Spotify no fue la primera plataforma para escuchar música, Apple no hizo el primer teléfono celular, etc.  

Mi respuesta ante los emprendedores “protectores de ideas” es siempre la misma: las ideas no tienen valor; lo que vale es la ejecución. Si tu idea es suficientemente única, entonces deberías de poder obtener una patente. Si no tenés patente, no pierdas tiempo en tratar de proteger una idea con un NDA; salí a la cancha lo más rápido posible para validarla

  • Construí un producto lo más simple que puedas (al nivel de que te dé vergüenza) y ponelo enfrente de posibles usuarios para que te den feedback
  • Hablá con la mayor cantidad de fondos de inversión que puedas
  • Hablá con emprendedores

¿Tenés una idea que te emociona y te hace pensar mucho en ella? ¿Por qué no buscar una forma simple de arrancar con la implementación de la misma y sacarte las dudas?

¡Éxitos y conquistas!   

PD: gracias nuevamente por leer y compartir; ya somos 100 suscriptores de mi-bit.com 🙂

Lincoln y el poder del autodidacta

La semana pasada leí la historia de Lincoln, quien lideró EEUU durante la guerra de Secesión, preservó la unión, abolió la esclavitud (es increíble que sigamos viendo actos de discriminación racial 150 años después de su muerte), fortaleció el gobierno federal y modernizó la economía. Más allá de sus logros, lo que más me llamó la atención fueron sus inicios. 

Lincoln fue un autodidacta. Nació en una cabaña rural humilde y aprendió abogacía sin asistir a la universidad y sin ayuda de tutores; leía varias veces todo libro que tuviese a su alcance al nivel de memorizar y recitar sus párrafos. 

Dado que vivimos en un mundo de información ilimitada, de fácil acceso, y considerando que estamos encerrados a causa de una pandemia, ¿qué tan relevante es la universidad en este contexto? 

En mi opinión, las universidades le brindan al estudiante principalmente: 

  • Experiencias/Vivencias: 
    • Un espacio en el que se generan relaciones/amistades estrechas que duran para toda la vida
    • Si la universidad está en el exterior, incluso puede facilitar la tramitación de una visa para estudiar y trabajar afuera
  • Certificación: una estampa en el CV que permite conseguir trabajo, cambiar de industria y/o trabajar en países que sin estudios sería muy difícil
  • Aprendizaje: exposición a profesores reconocidos y acceso a materiales curados

En contexto COVID, la parte vivencial, que para mí es la más importante, queda totalmente descartada; los alumnos solamente obtienen el beneficio de la certificación y del aprendizaje. ¿es lo mismo aprender por Zoom que en un aula? Creo que lamentablemente las universidades no han adaptado ni sus formas ni su contenido para poder transmitir conocimiento y comunicar de la misma manera que de forma presencial; por el feedack que vengo escuchando de alumnos y padres, la enseñanza es muy poco efectiva. Dada la incertidumbre de la vuelta a clases en el segundo semestre, ¿alguno se puso a pensar en tomárselo sabático? Siendo el aprendizaje 100% online, ¿por qué no aprovechar y profundizar sobre algo que te interese y apasione y que esté armado para poder aprender online?

“Me cuestan los libros” ya no es excusa. Hoy existen videos y podcasts. ¿estoy realmente aprendiendo de las clases online? ¿hay otras cosas que podría hacer en vez? ¿por qué no hacer la gran Lincoln y aprender algo por mis propios medios hasta que vuelva todo a la (nueva) normalidad?

¡Éxitos y conquistas!

PD: Gracias Matías Chlapowski por compartirme artículos e historias; la de Lincoln fue el disparador de este post

Si o no, y porqué

Nos pasamos la vida tomando decisiones, pero muchas veces las tomamos sin detenernos a pensar en detalle en el porqué.

Muchas veces, erróneamente, tomamos decisiones por presión, por falta de tiempo, por ansiedad, por falta de interés, por dejarnos llevar por el marketing, por querer complacer a alguien. Porque nos es más fácil seguir la corriente, aceptar argumentos de otros por válidos y decidir sin frenar a analizar las razones.

Hoy arranca una nueva semana y un nuevo mes. Volvemos a tomar nuevas – grandes o chicas – decisiones. ¿Por qué no respirar dos veces antes de decir que sí, o que no, y pensar en el porqué? Esto que estoy por hacer, ¿estoy seguro de que es lo correcto? ¿por qué?

Tener un claro porqué ayuda a avanzar en firme, a comunicar de forma efectiva y a facilitar la revisión de la decisión si el contexto cambia y lo amerita.

¡Éxitos y conquistas!

PD: qué difícil es usar porqué. No sé qué es más complicado, si aprender a usarlo o a tomar decisiones 🙂

Atraer y retener Talento

Muchos creen que la mejor manera de motivar a la gente es con incentivos económicos; la famosa zanahoria colgando, y el castigo si las cosas no salen bien.

Hoy ví la entrevista que le hizo Linda Rottenberg a Marcos Galperín hace unas semanas. Linda le pregunta a Marcos en el minuto 27 cómo hace para atraer talento en un mundo de recursos tecnológicos escasos (cuentan la anécdota de cuando Amazon se instaló en el mejor hotel de Buenos Aires para contratar a las personas más relevantes de MELI y no logró su cometido). La respuesta de Marcos está muy lejos de ser: “les pago bien”. 

Para mí la virtud más importante de Marcos Galperín es su capacidad de atraer y retener talento. El equipo que reporta a él hoy en día está desde los comienzos de la empresa y, me podrán tildar de chupamedias, pero puedo decir en primera persona que el nivel de los mismos es extraordinario. 

Marcos dice que para él la clave de atraer y retener talento es lograr que la gente se enamore del propósito de la empresa (siendo el de MercadoLibre democratizar el comercio y el dinero, para mejorar la vida de las personas). Si uno logra que el empleado se identifique con el impacto que la empresa genera, el mismo estará más comprometido y entusiasmado con el trabajo.

Creo que además del propósito, es clave que el empleado tenga la oportunidad de hacer, crear y aprender. Si uno tiene esta posibilidad, se involucra mucho más. El libro Drive presenta este caso muy claramente. La motivación es extremadamente mayor cuando uno puede tomar decisiones, crear proyectos nuevos y aprender en el camino. Es muy distinto que alguien te diga qué hacer, a tener la posibilidad de pensar cómo hacer algo y ejecutarlo.

¿Cuál es el propósito de tu empresa? ¿está presente en el día a día de la misma? ¿estás generando un impacto positivo en la sociedad? ¿estás generando un espacio de trabajo permitiendo que los empleados desarrollen su capacidad de hacer, crear y aprender?

¡Éxitos y conquistas!