De la teoría a la realidad

El Powerpoint es una gran herramienta para presentar una idea. El problema del Powerpoint es que la idea quede en el mismo y nunca choque con la realidad antes de tomar una decisión.

Esta semana Verizon anunció la venta de Verizon Media a un fondo de private equity, perdiendo el ~50% del valor que había pagado por los mismos activos. El resumen de Ben Evans es perfecto:

A perfect example of strategy by Powerpoint. “We’re a telco, we need to move up the stack, we have user data, there’s a chance to create a scale player to compete with Google and Facebook, therefore, um, we should buy all the Web 1.0 also-rans and bolt them together’. Then the management changes, the new CEO is a networking guy from Ericsson, and the rest of the script writes itself

Yendo al ámbito de emprendimientos, los emprendedores pueden correr el mismo riesgo. La semana pasada ví en acción a dos emprendedores que caracterizan ambos extremos. 

El primero, Pierpaolo Barbieri, CEO de Ualá (una empresa que ha levantado cerca de $200M en capital). Luego de terminar su almuerzo, Pierpaolo encaró a los dueños del restaurant para venderles el procesador de tarjetas de Ualá, describiéndoles el servicio y contando sus ventajas por sobre la competencia. No se fue de la mesa hasta no llevarse el contacto del dueño. 

El segundo es un emprendedor muy técnico que está trabajando en su MVP hace casi un año y todavía no ha interactuado con el cliente; quiere antes tener un muy buen producto.

Bajar a tierra una idea es clave. Hasta no estar mano a mano con el cliente no se termina de entender la propuesta de valor y los economics necesarios para lograr la venta del producto/servicio o la viabilidad de la idea. 

Para tomar una decisión hay que tocar puertas antes – un powerpoint no es suficiente.

¡Éxitos y Conquistas!

PD: una vez que se fue Pierpaolo, me acerqué a la mesa e hice lo mismo pero con el ecosistema de MercadoPago; pronto un QR más en la calle 🙂

Suscribite a este blog acá