La sutil diferencia entre un gesto y unas papas gratis

Durante esta cuarentena, con Chu empezamos a apoyar cada vez más a emprendedores locales. Dos de ellos arrancaron negocios de comida durante estos tiempos. Gonzalo es un amigo que viajó por todo el mundo y arrancó a cocinar con su hermano y su mamá lo aprendido durante esos viajes. Marcelo, el portero de nuestro edificio, empezó a vender comida argentina (el mejor locro que probé en mi vida) para despuntar su pasión en la cocina.

Marcelo nos sorprende una vez por semana convidándonos (como dice él) con un plato nuevo para que probemos y le demos feedback sobre el mismo. Además, cada pedido que le hacemos viene con una “sorpresa”: una medialuna extra, una empanada extra, etc. Gonzalo hace exactamente lo mismo. La semana pasada me trajo de regalo un pan de nuez y me dijo “te lo traje porque sé que te va a encantar”, y hoy me trajo un carrot cake de regalo y me dijo “te traje otro porque uno solo es poco para dos”.

Me costó mucho encontrar una palabra que describiera esta actitud, pero la resumiría en conexión. Marcelo y Gonzalo nos hicieron un regalo inesperado que nos movilizó al punto de estar escribiendo sobre ellos y compartiendo sus datos por todos lados; nos hicieron sentir parte del proyecto.

El objetivo de este post es destacar esta actitud genuina de estar atento a tu consumidor a través de un gesto, una palabra o un regalo, y contrastarla con la frecuente estrategia “fría” del 2×1, del “comprá algo y te doy esto gratis”, etc. El beneficio para el consumidor es casi el mismo; lo importante está en cómo se da y cómo se comunica.

Conectar escala, moviliza, genera vínculos, genera promoción de boca en boca, genera retención del cliente.

Gratis no escala, no conecta, es esporádico y trae clientes que en muchos casos no vuelven.

Lo más interesante es que el costo económico probablemente sea el mismo en ambos escenarios. La diferencia está en ese esfuerzo extra que logra la conexión genuina entre ambas partes.  

¿Qué van a elegir para su próxima promoción? ¿Conectar con el cliente o dar unas papas gratis?

¡Éxitos y conquistas!

PD: Gonzalo entrega los domingos en el centro y en San Isidro, y lo pueden seguir en @caruchef o llamar al 153-210-1213. Marcelo entrega por Palermo y le pueden escribir al 153-492-5484; el lunes 25 de mayo hace el locro nuevamente!

16 comentarios sobre “La sutil diferencia entre un gesto y unas papas gratis

  1. Hola Josi: Gran tema ese de la actitud frente a los desafíos que plantea la adversidad. Lindo, bueno y positivo tu escrito, Abrazo Machi

    ________________________________

    Me gusta

      1. Me centré en la comida y no hablé de la esencia del posteo… jeje
        Tenés mucha razón en lo que decís, no había reparado en que lo gratis no conecta. Si bien es así, no me había detenido a pensarlo con esa óptica. De hecho, mi percepción hacia el proyecto @caruchef es otra al mirarlo de esa manera y me quedé viendo sus fotos en IG, no tanto por lo rico sino por lo que “trasmite”

        Me gusta

  2. Me encanto! Nada más lindo que el efecto sorpresa cuando recibís ese plus/regalo/promo sin esperarlo. Sin duda un valor que lugares o marcas más grandes deberían aplicar.
    😘👏🏻

    Me gusta

  3. Inspirador Josi!! A generar más conexiones. Un simple acto de conexión social nos hará a todos más felices de lo que pensamos y aumentará nuestro humor positivo. No lo digo yo obvio, lo dicen los que saben. Éxitos y conquistas! Jajaj me encantó.

    Me gusta

  4. Josi querido!
    Si bien comparto parte del concepto, creo que la comparación es a la vez un poco riesgosa.
    Hoy el “conectar” o “engagement” es lo más buscado por las compañías alrededor del mundo, impulsadas principalmente por el consumidor actual, y ni que hablar del que se está formando, con una clara tendencia a vivir experiencia y personalización.
    Ahora bien, ambas estrategias pueden convivir y ser complementarias, siendo su objetivo completamente distinto. Así, por ejemplo, la comunicación de algo “gratis” te llevará a una reacción inmediata y el cliente se sentirá a gusto con su conocimiento previo a la compra (reglas claras). En cambio, el recibir el regalo sorpresa, es una estrategia muy poderosa, que puede lograr convertir al cliente en un socio, pero en un plazo más extenso. La primera estrategia se puede usar para liquidar stock por cambio de temporada, la segunda para mantener contacto cercano con el cliente/socio.
    Ojo, cabe destacar que en ambas estrategias existe un riesgo en la reiteración. Ya que la segunda unidad gratis o el regalo, respectivamente, pueden ser interpretados por el cliente como un “derecho adquirido” perdiendo el efecto beneficio/sorpresa y tomando relación en el costo/precio.
    Muy buena la nota!!
    Un abrazo grande!!

    Me gusta

  5. es cierto que lo personalizado se dificulta en lo masivo, pero es indudable el vínculo emocional de una propuesta personalizada y el impacto de largo plazo

    Me gusta

  6. Pret-a-manger, una cafetería muy popular y masiva, me regalaba cada tanto un café, medialunas, fruta cuando hacía una compra. Eso me hizo un consumidor más fiel y siempre buscaba comprar ahí. Les tome cariño. Vivan los regalos!

    Me gusta

  7. Excelente! Muy buena reflexión. Creo que lo difícil es “escalar” la conexión personal. El otro día pedimos a mcdonald’s y la bolsa de papel en la que viene el pedido tenía con una nota escrita a mano de agradecimiento y una carita feliz. Algo muy sencillo, costo 0 y que logró que una marca tan impersonal cómo McDonald’s generara una conexión personal.
    Hay que ser creativos!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s