Escuchar para Negociar

En reuniones sociales y de trabajo me sigo sorprendiendo al encontrarme con personajes que no tienen capacidad alguna de escucha; personas que interrumpen constantemente y/o que invierten gran parte del tiempo en hablar sin escuchar al otro (los opinólogos sociales expertos en todo tipo de tópico serán tema en otro post).

Parece contraintuitivo, pero escuchar es un gran recurso para lograr lo que uno quiere. Mucha gente tiene la fantasía de que si habla mucho y cuenta bien un concepto puede convencer al que escucha de hacer cualquier cosa. Yo creo todo lo contrario. Escuchar es la mejor arma de convicción y negociación. Es fundamental entender los objetivos y necesidades del otro, cuáles son sus fortalezas y debilidades, quiénes son sus decision makers y cuáles son sus tiempos. Al entender qué necesita/quiere el otro, quizás nos demos cuenta que necesita mucho menos de lo que estamos dispuestos a ofrecer (o algo totalmente distinto) y por hablar mucho cedemos algo innecesario o peor, perdemos tiempo.

El encantador de serpientes que no para de hablar es para el teatro o la televisión. En negociaciones y conversaciones hay que tomarse el tiempo de escuchar; es lo que nos permite profundizar en temas para aprender, formar una opinión, desafiar ideas, etc.  

¡Éxitos y Conquistas!

Suscribite a este blog acá

7 comentarios sobre “Escuchar para Negociar

  1. Saber escuchar, empatizar en las opiniones diversas (en negociaciones & en la vida) saber qué, cómo y cuándo preguntar. Tres elementos claves para construir vínculos saludables… humilde opinión 🙂

    Le gusta a 1 persona

  2. Excelente José. Era (debo seguir siendo) no sólo de los que hablan mucho, sino que interrumpía mucho. Es un proceso difícil pasar de hablar a escuchar y escuchar y escuchar. Comparto que hay muchas personas que hablan, hablan, interrumpen y no agregan valor. La comunicación virtual (dificultada por la conexión de internet y el “lag” que no existe en la presencialidad) pone a prueba aún más esta enorme capacidad de escuchar! Todos tenemos mucho para aprender.

    Le gusta a 1 persona

  3. Muy buena recomendacion Jo. Si puedo agregar, el poder que da escuchar para ser escuchado. En reuniones en donde todos hablan a la vez y uno escucha, cuando uno decide hablar todos se callan y escuchan lo que uno tiene que decir

    Le gusta a 1 persona

  4. Muy cierto – el que escucha y espera su momento, también (generalmente) sabe hacer buenas preguntas y así opinar mejor y extraer la info que uno busca. Escuchar también es ser empático. Abrazooo

    Le gusta a 1 persona

  5. Muy buenas tus reflexiones, Josi… Conviene escuchar, con buena actitud, aunque lo que nos diga (el fulano) es aburrido o ya lo sabíamos, hasta que se desliza un dato nuevo, una preocupación, una pista para explorar… Difícil añadir más a lo que escribiste, Abrazo y beso a Chufi Machi

    ________________________________

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s